Febrero 2019. Cómic adultos. Serie Grandes artistas

EGON SCHIELE. Vivir y morir.
Xavier Coste
Viena despliega su esplendor artístico bajo la amenazante sombra de la Primera Guerra Mundial. Es entonces cuando Egon Schiele, un joven ardiente y febril, se dedica a pecho descubierto a la pintura, alentado y apoyado por su maestro Gustav Klimt. Pero aunque cree poder vivir y pintar en libertad, chocará con aquellos que se escandalizan con su forma de entender el arte.

MODIGLIANI. Príncipe de la bohemia.
Seksik y Le Henanff
Príncipe maldito de la bohemia y artista en la miseria, Amedeo Modigliani recorre entre excesos las calles del París canalla de los años veinte. De genio brillante y carácter impetuoso, el pintor vivió su vida al límite, arrastrando despiadadamente a quienes se acercaron a él. La pasión por las mujeres, la absenta, el hachís y el opio marcaron su carrera y acabarían por llevarle a la tumba a la temprana edad de 35 años.
SERIE PABLO PICASSO

Julie Birmant y Clément Oubrerie

LOS AÑOS DE PICASSO EN FRANCIA, EN CUATRO MAGNÍFICOS VOLÚMENES.

Julie Birmant y Clément Oubrerie (Aya de Yopougon) reproducen fidedignamente la vida personal y profesional del genio malagueño.
PABLO 1. Max Jacob
Empieza el siglo XX, y mientras en París arranca la Exposición Universal, un grupo de artistas españoles llega a la Ciudad de las Luces para conseguir hacerse un hueco en el elitista mundo del arte francés. Son Isidro Nonell, Miguel Utrillo, Ramón Casas, Carles Casagemas y, entre ellos, un joven y todavía desconocido Pablo Ruiz Picasso. Allí, Picasso experimentará éxitos y fracasos y conocerá a dos personas que marcarán sus primeros años como artista: al poeta maldito Max Jacob y a la modelo “la Belle Fernande”.
PABLO 2. Apollinaire
1905, París. Picasso lleva ya unos años en Montmartre, enamorado de su “Belle Fernande” y siempre acompañado de su viejo amigo Max Jacob. Ese año conoce a Guillaume Apollinaire, un poeta pasional con quien descubre nuevas formas estéticas y artísticas, que influirán en su idea de arte moderno. Y a Gertrude Stein, una coleccionista de arte americana con quien fraguará una profunda amistad, intelectual y personal, clave para su futura fama internacional.
PABLO 3. Matisse
Es la primavera de 1966 y Picasso regresa a España con su amada Fernande. La primera parada es Barcelona, donde se reencuentra con antiguas amistades y revive recuerdos de infancia. El viaje continúa hasta Gósol, en casa de un antiguo contrabandista, Josep Fontdevila. Allí comienza un cambio en su pintura que estallará cuando de vuelta a Francia conozca al pintor Henri Matisse y emprenda un viaje oscuro más allá del arte civilizado.
PABLO 4. Picasso
Estamos en el París de 1907, han pasado ya dos años desde que Picasso declarara su guerra personal al arte luminoso de Henri Matisse. Aunque el artista español no expuso en el Salón de Otoño de ese año, el evento se caracterizó por la oposición entre los «matissistas» y los «picasistas», con un claro triunfo para el hombre al que muchos empezaban a llamar maestro. Lo mejor, sin embargo, estaba por llegar: en esas mismas fechas, junto a Jacques Braque y André Derain, iban a dar el pistoletazo de salida al movimiento cubista.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde BIBLIOTECA DE NAVACERRADA

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo